Una de las novedades más importantes del nuevo Reglamento Europeo de Fertilizantes es la inclusión de la posibilidad de mezclar diferentes productos fertilizantes. Actualmente el Reglamento (CE) 2003/2003 no contempla las mezclas de productos fertilizantes tal como explicamos en nuestro anterior artículo Las 15 principales novedades del nuevo Reglamento Europeo de Fertilizantes
El Real Decreto 999/2017 y su modificación la Orden APA 161/2020 establece una serie de mezclas de productos fertilizantes pero condicionada a unos contenidos mínimos en nutrientes. Estas son:
– Mezcla sólida de Ca y Mg
– Mezcla líquida de Ca y Mg
– Abono con aminoácidos
– Abono con ácidos húmicos
– Abono sólido con extracto de algas
– Abono líquido con extracto de algas
– Mezcla líquida a base de silicio y aminoácidos
– Mezcla sólida de aminoácidos y extracto de algas
– Mezcla líquida de aminoácidos y extracto de algas
– Abono sólido con extracto de algas y aminoácidos
– Abono líquido con extracto de algas y aminoácidos
– Abono con micorrizas
– Abono con microorganismos no micorrícicos
– Abono con microrganismos
Todos estos tipos se encuentran autorizados para su comercialización en España. Algunos países tienen también legislación nacional que amparan algunas de estas mezclas como Italia y Portugal pero a nivel UE no existe ninguna legislación que les ampare por lo que se requeriría de reconocimiento mutuo. Si tiene interés acerca de esta norma puede consultar nuestro artículo Normas sobre reconocimiento mutuo en productos fertilizantes.
Tal como hemos indicado el nuevo Reglamento europeo de Fertilizantes establece unos requisitos para cada CFP en virtud de su función alegada. Dicha alegación se basa en el modo de acción del producto, la concentración relativa de sus distintos componentes ó cualquier otro parámetro pertinente.
CFP 1: Abono ó fertilizante: Aportar nutrientes a los vegetales u hongos
CFP2: Enmienda caliza: Corregir la acidez del suelo
CFP 3: Enmienda del suelo: Mantener, mejorar o proteger las propiedades físicas ó químicas, la estructura o la actividad biológica del suelo al que se añade
CFP 4: Sustrato de cultivo: Ser un material en el que plantas u hongos puedan crecer en él.
CFP 5: Inhibidor: Mejorar las pautas de liberación de nutrientes de un producto que proporcione nutrientes a las plantas retrasando o deteniendo la actividad de grupos específicos de microorganismos o enzimas.
CFP 6: Bioestimulantes: Estimular los procesos de nutrición de las plantas con independencia del contenido de nutrientes del producto, con el único objetivo de mejorar una o varias de las siguientes características de las plantas y su rizosfera.

El nuevo Reglamento permite que los productos fertilizantes UE puedan tener más de una de las funciones enumeradas en las CFP. Cuando se alega más de una de dichas funciones, el producto se considera una Mezcla de productos fertilizantes y se incluyen en la CFP 7.
La mezcla no deberá alterar la naturaleza de cada uno de los productos fertilizantes que la componen y no tendrá un efecto negativo para la salud humana, animal o vegetal, la seguridad o el medio ambiente en condiciones razonablemente previsibles de almacenamiento o utilización de la mezcla de productos fertilizantes.
Obviamente cada producto fertilizante UE incluido en la mezcla deberá tener su propia declaración UE de conformidad como producto fertilizante UE.