La declaración UE de conformidad es un documento por el que se ha demostrado el cumplimiento de los requisitos establecidos en el Reglamento UE de fertilizantes para un producto determinado.
Su estructura está basada en el anexo V y consta del siguiente diseño:

Una vez la empresa ha cumplido con el procedimiento de evaluación de la conformidad aplicable con arreglo al anexo IV puede redactar dicha declaración, la cual debe traducirse a la lengua requerida por el Estado miembro donde se pretenda comercializar el producto.
Pero analicemos el documento para comprender bien el contenido de cada campo:
 Declaración UE de conformidad (nº XXX): El fabricante puede asignar un número a la declaración UE de conformidad si así lo desea.
 Producto fertilizante UE: Se trata de la identificación del producto que puede ir acompañada de números de producto, lote ó tipo que le corresponda.
 Nombre y dirección del fabricante y, en su caso, de su representante autorizado. Aunque la responsabilidad es exclusiva del propio fabricante puede nombrar un representante autorizado para realizar los trámites.
 Objeto de la declaración: Identificación del producto. Puede incluir una imagen en distintos envases donde se comercialice.
 Conformidad con el Reglamento y legislación armonizada cuando sea aplicable: Aunque uno de los objetivos de este Reglamento era armonizar la legislación de fertilizantes no todo se ha conseguido. Hay países de la UE que han mantenido restricciones más severas en cuanto a algunos contaminantes, por ejemplo, el cadmio y es ese tipo de legislación al que hay que hacer referencia cuando procede.
 Cuando el producto tiene que pasar una procedimiento de evaluación por parte de una certificadora acreditada, ésta le facilitará un código que deberá aparecer en esta declaración.
 A esta declaración se debe adjuntar las declaraciones de conformidad de cada uno de los componentes en caso de mezcla de productos fertilizantes.
 Debe encontrarse firmada y sellada por la empresa fabricante.
El fabricante deberá mantener tanto la declaración UE de conformidad como la documentación técnica que le acompaña durante cinco años después de la introducción del producto fertilizante y la mantendrá a disposición de las autoridades nacionales.
Si actúa a través de un representante autorizado, éste debe conservar la declaración UE y la documentación técnica también durante cinco años desde la última comercialización del producto.
Si actúa como importador éste debe conservar una copia de la declaración UE de conformidad y se asegurará de que previa petición de las autoridades, pueda tener acceso a la documentación técnica.
En caso de que la declaración UE de conformidad no se haya elaborado ó contenga errores se por parte del fabricante se le aplicará un incumplimiento formal y el país miembro deberá adoptar todas las medidas adecuadas para restringir ó prohibir la puesta a disposición en el mercado del producto fertilizante UE ó asegurarse de que se recupera o se retira del mercado.